Blog

Cómo ser bueno en matemáticas

Cómo ser bueno en matemáticas
Estamos acostumbrados a usar operaciones matemáticas en muchas ocasiones a lo largo del día, operaciones básicas como la suma, la resta, la división y la multiplicación. Cuando estamos programando esto es básico, sumar la cantidad al total de la compra, restar el descuento que debemos aplicar, dividir por doce para calcular la cuota mensual o aplicar el IVA correspondiente a su compra. Pero hay otras operaciones matemáticas, algo más complejas, que en algún momento podríamos utilizar.

Cómo ser bueno en matemáticas

Si ha estudiado para obtener una licenciatura habrá hecho cientos de derivados, pero seguramente no habrá asimilado el concepto simplemente porque no ha encontrado una aplicación práctica. Los derivados se aplican en muchos campos y te mostraré cómo podemos utilizarlos para que en el futuro puedas extrapolar este conocimiento a cualquier otro campo. En primer lugar, demos la definición matemática, esa definición que todos hemos oído alguna vez y que seguramente habéis memorizado para ponerla en práctica en un examen.

La derivada de una función f(x) en un punto a se define como la pendiente de la línea tangente a la función en ese punto.

La verdad es que suena un poco mal, cuando escuchamos esta definición no se puede imaginar dónde se pueden aplicar las derivadas. Hoy vamos a ver un pequeño ejemplo en el que utilizo este concepto, más concretamente la pendiente de una función, relacionada con las derivadas direccionales. El gradiente nos indica la dirección en la que una función varía más rápidamente.

Los grandes beneficios de Aprender A Programar

Las ventajas de saber programar son realmente muchas.

Entrada Relacionada:   Gauss jordan online matrix

Lo primero que hay que entender sobre la programación es que el 100% de lo que ocurre en un PC o dispositivo móvil, entre otros equipos digitales, viene a través de un código.

Este código, representa para todo un universo elementos que se integran para dar funcionalidad y éxito a un programa.

Así que cada vez que se abre una página web, cada vez que se utiliza una aplicación o cada vez que se hace clic en un enlace, una cadena de caracteres toma el control para dar vida a lo que va a suceder allí.

Aprender a programar significa entonces trabajar con esa arquitectura que da vida a un programa y aprovechar lo que esto significa para hacer tu vida diaria más flexible.

 

Entradas Relacionadas